Entrevista con Pedrina

Entrevista con Pedrina

Con fuertes influencias del jazz, bolero, soul y los sonidos latinos, Pedrina se sigue posicionando con cada lanzamiento musical como una importante voz dentro del pop alternativo y una imagen de empoderamiento femenino dentro de la escena musical. Con sus letras románticas que por lo general nacen de sus propias experiencias y sentimientos, esta cantante nos habla en esta edición de Backstage sobre sus últimos estrenos y el amor en tiempos del COVID:
1.El viernes pasado lanzaste “Amor de bolero”, ¿cómo pensar el romance desde este contexto donde el contacto físico parece prohibido?

Noviazgos terminados y bodas pospuestas son algunas de las historias cercanas que conozco, así, los amantes que siguen luchando en aislamiento se defienden de varios enemigos. La falta de contacto físico no es el menor de los males: padecer el duelo de una separación forzosa para la que no estaban preparados, la devastadora espera hacia un reencuentro con fecha indefinida o el estrés adicional a causa de todas las situaciones extremas por las que estamos pasando, todo esto hace que nos sintamos como en otra novela de Gabo: Amor en tiempos de COVID. Éstos no son tiempos fáciles para el romance, ni para los que están separados, ni para los confinados en pareja.

Por más que ahora el romanticismo pareciera agonizante mi canción no podría estar más en contexto, es en estos momentos cuando el compromiso pasa por su prueba más dura: sólo sobrevivirán los que amen de verdad.

2. Otro lanzamiento de este año fue “Estamos Juntos”, una canción que se usó para la campaña de Orgullo de Ser de la Línea Salvavidas 24/7. ¿Cómo te vinculaste con el proyecto y por qué es tan importante estos espacios de ayuda? 

(Aclaro que la canción no la compuse para la campaña de la Línea 24/7)

“Estamos Juntos” fue compuesta a principios de la cuarentena, por medio de videollamada y en colaboración con la mexicana Diana Gameros y desde Brasil Juliano Cortuah. Juntos compartimos nuestras experiencias personales sobre el aislamiento y continuamos con la grabación y producción de la canción con los recursos que cada uno tenía desde su casa. Nuestro objetivo era comunicar un mensaje de unidad que pudiera reconfortar a quienes lo necesitaran, la frase “estamos juntos, aunque no pueda abrazarte” ha resonado en muchas historias de soledad, preocupación, enfermedad y crisis, que compartimos como humanidad por estos días.

Soy cercana a la Fundación Sergio Urrego desde hace unos años, conocí su historia a través de Alba Lucía, madre de Sergio y fundadora, durante una ceremonia de premiación LGBTIQ y fui invitada a ser parte del concierto virtual que tuvo como fin recolectar fondos para la Línea Salvavidas 24/7, “Orgullo de ser” para la prevención del suicidio asociado a la discriminación y violencia de género e intrafamiliar. La homofobia es una realidad y todavía nos falta mucho por mejorar, lo noto en los comentarios de rechazo que recibo en mis publicaciones sobre el tema, en los testimonios de mis amigues gays y lesbianas, y en las reacciones de gente cercana que sigue teniendo una doble moral y un falso respeto por la diversidad.

3. Igualmente, en días recientes ofreciste un concierto digital, ¿qué tal la experiencia de reencontrarse con la banda y cómo ves el futuro de este tipo de formato digital?

La música en vivo se alimenta de la reacción del público, por eso me parecía extraño cantar sin una audiencia a la que no pudiera ver o escuchar, sin embargo, después del show, cuando pude leer los comentarios del chat y ver todas las personas que se conectaron y compartieron videos desde sus casas, disfrutando la presentación con sus bebés, sus mascotas, sus familias; me conmoví profundamente y entendí el poder avasallante de la música, en este momento cruel por el que pasamos.

Con mi equipo nos esmeramos por hacer una producción del más alto nivel, que hiciera sentir al público como si estuviera en un concierto físico, con un poderoso atractivo visual (pantallas, luces y pirotecnia) y una impecable calidad de audio y transmisión. Fue gratificante y sumamente significativo para todos, mi audiencia quería oír de nuevo mis canciones y nosotros necesitábamos volver a hacer música para ellos. El live puede verse en mi canal de YouTube.

4. En febrero vimos el video de “Sufro” que grabaste en Barcelona, ¿crees que la actual situación tendrá un efecto estético no solo en las letras sino en la forma en que se muestran las canciones audiovisualmente?

Ya está pasando, toda la creación artística que se haga de ahora en adelante tendrá el impacto de la pandemia y si nuestra obra como artistas no refleja la realidad que vivimos entonces no merecemos ser voceros de nuestra comunidad. Esta adversidad pone a prueba la creatividad, en esta situación de nada sirven los grandes presupuestos si no hay ideas poderosas de fondo, esa es la genialidad de las crisis, homogeneizar lo disparejo.

5. ¿Qué disco o artista has descubierto y redescubierto en estas semanas de confinamiento?

He re-descubierto los míticos discos de los Fugees, la psicodelia de The Doors, Grateful Dead y Os Mutantes de Brasil. He descubierto los live sets de muchos DJs y he bailado mientras cocino con los remixes de los mexicanos Suadero Sound System.

6. ¿Cuál fue el último concierto al que fuiste y qué extrañas de esa sensación de comunión en vivo?

Ofertorio, el concierto de Caetano Veloso en Bogotá junto a sus hijos Moreno, Zeca y Tom. Lo lindo de la música en vivo es que es efímera como la vida, una canción nunca será la misma canción así como ningún día es igual a otro. Puede ser la misma letra, el mismo cantante, la misma banda y el mismo lugar, pero siempre será un momento único que jamás volverá a pasar.

... ...